domingo, 8 de agosto de 2010


Parece que sigues siendo la misma ilusa de siempre, la misma gilipollas. ¿No aprendes de tus errores o qué? Espabila por favor, pero espabila rápido. Siempre te crees lo que te dicen, pero no tiene que ser así, deja que las cosas se hagan hechos y no sólo palabras, porque luego así te pasa. Venga, ánimo.

domingo, 20 de junio de 2010

Gilipollas

Eres una gilipollas, sí, lo eres.
Eres una ilusa, eres todavía demasiado inocente, demasiado ingenua, tonta, crédula.
Aprende, aprende ya, que no puedes seguir así. Tendrás que ser fuerte, aprende a ser realista, aprende a ver las cosas, aprende a entenderlas.
Date cuenta, que así no haces más que joderte, te arruinas, te pudres, te hieres. Eres como una niña que se lo cree todo, que no ve más allá, que se ciega.


Sí, lo soy, soy una gilipollas, soy una pringada.
Soy una ilusa, una inocente, una ingenua, tonta y crédula. Ya lo sé.
Tengo que aprender muchas cosas, tengo que ser fuerte y realista, tengo que abrir más los ojos y entender lo que veo.
Sé que no hago más que joderme y me hiero, soy una niñata soy una lerda por creerme todo eso para luego nada. No sé qué pensar, no sé qué decir ni qué hacer.
Era todo tan… y ahora es tan…

domingo, 25 de abril de 2010

No lo sé

No me preguntes por qué, pero tengo unas ganas de llorar tremendas.

No es de pena, tampoco de alegría; simplemente me apetece. Sólo quiero desahogarme.

No tengo nada claro en esta cabeza, no sé qué pensar, ni qué hacer. Y me jode tanto no poder controlar mis sentimientos que todavía me entran más ganas de llorar.

Me pasa por gilipollas, y por creerme todo lo que dicen y sobre todo, por montarme películas que no son.

En fin, espero que esto pase o al menos llorar y desahogarme.