lunes, 23 de abril de 2007

Quiero

Marco los días en una pared, los días que me quedan para verte. Lo deseo, lo ansío, lo quiero. Necesito verte, tocarte, rozarte, olerte.
Quiero jugar contigo, hablar, reír. Decirte todo aquello que no me atrevo, pero que con tiempo y valentía lo haré, créeme, lo conseguiré.
Quiero ver tus ojos, notar que me miran, notar como se hacen uno con los míos. Quiero jugar con tu pelo, sé que te gusta.
Quiero intercambiar palabras contigo, que nuestros alientos se unan. También quiero dormir junto a ti, o abrazada, notar tu calor, tu respiración y el latido de tu corazón. Despertarme por la noche porque te mueves y verte a mi lado, sonreír porque sigues ahí.
De verdad, no sabes lo que te echo de menos, ni te lo imaginas, y aunque te lo dijera no te lo creerías, pero por favor créeme. Quisiera tenerte cerca, poder quedar, tomar café, pasear, fotografiar y pensar, pensar en todo esos momentos en los que me gustaría estar contigo, haciendo todo eso a lo que no tengo acceso porque eres de otra y eso poco a poco me mata por dentro, me deshace y me deshago. Así que simplemente tendré que conformarme con esas pequeñas estancias contigo, de vez en cuando.

1 comentario:

julia dijo...

cuantos sentimientos, que bien que los saques fuera..
No sé de quien hablas pero deber querer asako a esa persona...
Esas sensaciones son las de dentro, las mias se parecen, algunas...
me alegro de que escribas aqui, el fotolog come a todo el mundo
mua