miércoles, 31 de enero de 2007

No me gusta


No me gusta hacer algo que no quiero, hacer las cosas obligadamente, no me gusta que me despierten, me pone de muy mal humor. No me gustan las playas ni las piscinas en días muy soleados que se llenan de gente y no puedes estar bien. No me gusta la hipocresía, ni la gente falsa, ni las mentiras porque no te llevan a ningún lado. No me gustan los autobuses, los topos, los trenes etc… cuando van llenos de gente porque no respetan tu espacio y siempre tiene que haber alguien que huela mal o que te da el viajecito porque no sabe hacer otra cosa a parte de el tonto o la tonta. No me gusta tener que dar explicaciones, e hecho las cosas porque e querido y no para decirle a nadie luego el por qué. No me gusta discutir porque luego acabas mal con la gente y es qué no me gusta estar mal con nadie. No me gusta el reggueton porque es de lo más machista que haya podido existir en el mundo, no me gusta el flamenco ni el gitaneo (pero si que respeto a la gente a la cual le gusta). No me gusta el racismo ni generalizar, aunque todos lo hacemos. No me gustan las injusticias, ni las guerras, ni que haya gente muriéndose de hambre a estas alturas de la vida. No me gusta que haya peces gordos que no hagan nada por nadie, que ayuden a la gente ya que tienen mas poder que nosotros. No me gusta la falta de respeto ni esa gente que solo se mete con los que puede. No me gusta… no me gusta esta vida.

Me gusta


Me gusta, reír, soñar, llorar, hablar, dormir, comer, el queso, las castañas, el pan, la luna, los faros, el ordenador, la música, mi familia, mis amigos. Me gusta despertarme cuando me da la gana y no cuando un maldito aparato hace que me despierte, porque eso solo consigue que me despierte de mala gana y esté enfadada con el mundo aunque intente disimularlo. Me gusta que me susurren al oído y notar ese cosquilleo por todo el cuerpo. Me gusta que me besen, que me abracen, que me digan te quiero. Me gustan las tormentas, la lluvia, bajar a la calle a empaparme en las gotas de agua y saltar en los charcos. Me gusta la nieve, sentirla fría, tirarme sobre ella. Me gusta la fotografía, inmortalizar esas cosas o esos momentos que quieres o que te salen sin quererlo así luego poder verlo y recordar, que también me gusta. Me gusta la playa cuando no hay gente, poder pasear a tus anchas sin molestar ni que te molesten, me gusta el sonido del mar, me gusta relajarme, me gusta la tranquilidad. Me gusta… me gusta ser yo.

A ellos


Porque a veces te juzgan por como eres, por como vistes o por como hablas.
Porque a veces se piensan que son mejores que tu y en realidad no es así, puede que te superen en cosas pero seguro que habrá algo en lo que seas mejor que ellos, no te dejes pisar por alguien tan insignificante como tu, que tan solo somos unas hormigas, o quizás unos borregos debería de decir, en este gran mundo, que por cierto cada vez lo destrozamos mas.
No te dejes pisa por ese alguien, o por esos, se ríen de ti porque eres diferente pero ríete tu de ellos porque son todos iguales, se fuerte, no te rindas no te creas inferior, créete superior y se valiente para enfrentarte a ellos.
No te veas solo, busca apoyo en los tuyos, o en las tuyas, y si no lo encuentras debes de saber que eres lo suficientemente fuerte para defenderte.
Sí, hablo de esos que juzgan por las apariencias y no dejan darse a conocer a alguien que no les gusta por como viste o por como habla, esa gente que no tiene la cabeza muy amueblada y que se creen “cool” porque llevan un polo de marca o un buen coche que se lo ha regalado papá, esos que no son capaces de sacarse por si solos las castañas del fuego y que necesitan unos guantes para hacerlo, esos que estando en grupo se creen que son lo mejor y en realidad no son nada porque cuando van solos no son capaces de mirarte a la cara ¿por qué? Pues porque no son nada más que unos cobardes.
A ellos, les dedico este texto a ver si abren un poco los ojos y son mas coherentes con la gente, que la felicidad no la dan un físico ni el materialismo.