viernes, 30 de noviembre de 2007

Niñ@s


A veces me encantaría volver a ser niña, y no preocuparme de nada, vivir y punto.
Aprendiendo cada día algo nuevo, descubriendo el mundo y cosas nuevas, tener esa ilusión que poco a poco se te va yendo...

A veces me encantaría volver a ir al parque con los demás niños que estaban, jugar con ellos, en la arena, en el Garfield de madera, mojarnos en la fuente. Volver a aprender a andar en bici, en patines, llorar cuando te caes...

A veces me encantaría volver a ser esa niña de pelo castaño y largo, quizás un poco ilusa, pero en cierto punto como todos. Creernos las cosas que nos dicen, querer que llegue el Olentzero, los Reyes Magos o el ratoncito Perez. Celebrar esas fiestas de cumpleaños en casa con todos los de clase, pedir el deseo y soplar la vela.

Ver todos los dibujos animados que echaban antes, cenar y a dormir, despertarte e ir a clase, aprender jugando, aprender a leer y escribir, sumar, restar...

No sé, es bonito ser niño.

sábado, 20 de octubre de 2007

En blanco


Sentada.
Sentada en una habitación, una habitación blanca. Una silla, una mesa, un papel, un bolígrafo y yo.
La mente en blanco y ganas de escribir. No sé como empezar y eso me jode, me quema por dentro como el no tenerte día a día.
Me siento en la silla, una silla vieja de madera, comida por las polillas y roñosa del tiempo.
Cojo el bolígrafo y…¡mierda! es negro, odio escribir con ese color, pero me apetece y no se que.
Seguiré pensando entonces, intentaré inspirarme, aunque en una habitación blanca sin nada alrededor no se si podré.
Quiero un poco de jazz o blues o incluso un poco de buen rock o música de los 80.
Esperaré a ver si se me ocurre algo, pero no creo porque necesito algo que me inspire, con lo cual, me quedaré sentada mirando al folio, una hoja blanca y nada más, bueno, cuatro rayas que le he hecho porque me aburría.
Ya ha pasado un día y sigo igual, sin ningún tipo de inspiración, sin saber que escribir.
Está casi todo el papel ocupado con dibujitos y tonterías, frases de canciones escritas y nada más.
Dijeron que te escribiera algo pero todavía no se el que, a sí que tendré que seguir en esta habitación aburrida y solitaria, con tan solo la silla, la mesa, el papel, el bolígrafo y yo.
Pasa el tiempo y sigo sin hacer nada, sólo pensar, pensar en tonterías, cosas sin sentido, pero son esos pequeños detalles que me sacan una sonrisa, por muy pequeña que sea.Sigo en blanco, como la habitación por eso sigo haciendo tonterías con el bolígrafo y escribiendo chorradas en el papel que ya a penas se ve blanco, sólo queda un pequeño hueco, solo entran dos míseras palabras que son: te quiero.

martes, 4 de septiembre de 2007

17:30

17:30, suena el móvil.
-¡Mierda! Llego tarde.
Un beso y lo siento.
-¿Que has hecho hasta ahora?
-Recorrerme la ciudad mil veces.
-¿En serio o me vacilas?
-No no, en serio.

-¿A donde vamos?
-A donde quieras, tu conduces. Aparca donde puedas y damos una vuelta, ¿no?
-Vale.
-Espera, mensaje. Tira al Marugame que están ahí.

Llegar, un Nestea y una Coca-Cola.
-¿Vamos al faro?
-Vale.

Ella, el y yo en el coche de el.
-Sandra, ¿le indicas tu? Por cierto, podríamos coger algo antes de subir.
Compramos, y al faro.

Faro, comida, amigos, bebida, tabaco, porros, coches, djembes ¿algo más? Cámara de fotos. Muchas fotos echas.
Maleteros de coches, ruido de djembes y la oscuridad de la noche, la luz del faro.
-Habrá que cenar, ¿no?
Unos para un lado, nosotros a otro.

Noche, fiesta, alcohol y bailes.
Risas, hambre y patatas fritas.
Gente cansada, ella que se va, y nosotros… nosotros al coche.
-¿A donde vamos?
-Mirador, Igueldo, Faro… un, dos, tres elige ya.
-¡Igueldo!

Llegar a Igueldo y ver la ciudad iluminada por esas farolas.
Querernos, besarnos, darnos las manos.
Frío, a si que vamos al coche.
-Vamos al faro.

Un coche que no arranca, mosqueos.
En medio de un túnel intentando arreglarlo.
Por fin arranca.

Faro.
Rayada.
-¿Que te pasa?
-Nada
-¿Qué pasa Silvia?
-Nada.

Portazo.
Lágrimas.
Cuatro pasos y ver más lágrimas.
Abrazo, y salen más lágrimas.
-¿Ya o ya? No llores por favor.
-Vale.
-Fer, te quiero ¿vale?

Más frío a si que al coche.
Mas abrazos y mas sensaciones de esas, tu dentro de mi.
Vamos a casa.
No te vayas.

lunes, 3 de septiembre de 2007

Tú y yo


La noche, la oscuridad, tú y yo.
Las estrellas y la luna dándonos luz.
Un coche, un sitio solitario y pasión.
Agotamiento por un viaje y ganas de besar.
Detalles, risas y besos.
Palabras que no dicen nada y miradas que lo dicen todo.
Miradas que avergüenzan, y que gustan.
Conversaciones preciosas.

-¿Volamos a la luna?
-Eres tú el que sabe, a si que llévame.
-Agárrate, agárrate fuerte.

Y hasta ella fuimos.
Un beso, dos, y unas caricias.
El roce de nuestras manos, calientes y frías.
Abrazos, cada vez mas intensos y con más ganas.
Frío, pero no incomodo.
Sensaciones, tú dentro de mí.

Recorridos por la ciudad, andando, viendo el mar.
Recorridos por al ciudad y el monte, en coche.
Llegar a un faro, más lejano de lo normal.
Más miradas, más besos y caricias.
Cerrar los ojos y soñar el uno con el otro.
Despertar y verte, ver como me miras.
Darte un beso, recibir un beso.

Descansar, para poder estar contigo con más ganas.
Un beso, y hasta luego.

martes, 21 de agosto de 2007

¿Y qué opinas?

Opino que me has hecho pasar el mejor fin de semana de mi vida...
Que me has enganchado, que te quiero como nunca he querido a nadie, que quiero que todo salga bien, y voy a hacer lo imposible porque asi sea.
Acariciarte, besarte, lamerte, oirte, penetrarte, escucharte, quererte es todo uno; Me estoy planteando muy seriamente el futuro....quiero acabar la carrera...y entonces........no lo sé.....tendré que dar el salto....lo haré, por tí lo hago!hago lo que sea!
He encontrado la persona que faltaba en mi vida, y no podia ser mejor!! es tierna, cariñosa, dulce, una cabrona, vacilona, payasa...me encanta, eres lo que mi corazon, mi polla y mi cerebro buscaban!!!te adoro!!!dame la mano y vámonos a recorrer el mundo, vámonos niña!!!volemos komo este fin de semana!!!inolvidable!!!me haces llorar, me haces reir, me haces feliz, te hago feliz, me vuelves loco, lloro si no stas konmigo, me pongo gilipollas, digo tonterias, te añoro, te kiero, te amo, te deseo, te kiero konmigo siempre, eres lo mas bonito!!!

Ko


Y ver amanecer en tus brazos, es de lo mejor que me ha podido pasar. Estar toda la noche tocándote, acariciándote, sintiéndote, oliéndote. Quiero parar el tiempo, vivir en un eterno pause, sin crecer, sin cambiar, quedarnos tal y como somos, tal y como estamos. Estar toda la vida junto a ti, tenerte cerca.
Y yo que tenía miedo… y tu que me lo quitaste, gracias.
Y tú que tenías miedo… y yo que te lo quité, de nada.
Me gusta sentir tu mano caliente en la mía. Me gusta sentir tus manos calientes en mi cara, en mis brazos, en mi espalda, en todo mi cuerpo, tu lengua caliente y húmeda en mi cuello, en mi boca, juntándose con mi lengua.
Y me gusta mirarte a los ojos y que tú te quedes mirando a los míos, sin decirnos nada, simplemente sonreírnos, y besarnos, esa sensación de vergüenza cuando me miras.
Simplemente me gustas tu, simplemente te quiero a ti.

miércoles, 2 de mayo de 2007

Caricias


Si te acurrucas y cierras los ojos, te acaricio, y te veo sonreír, entonces se que te gusta. Te toco la frente, paso mi dedo sobre tus ojos, sobre tu nariz y sobre tus labios. Te aparto el pelo de la cara para ver como duermes, con esa cara de niña buena, con esa carita de ángel. Imaginas cosas que yo no sé, y yo imagino cosas que tu no sabes, pero te diré que tienen que ver con nuestras caricias. Seguiré rozando tu piel siempre que quieras y me dejes. Nos tumbaremos una al lado de la otra y te masajearé, por la cara, por los brazos, tus manos, tu cuerpo, pasando mis dedos suavemente por ti, sin dejar un solo sitio sin recorrer. Volveré a tus brazos, y manos, después tus labios, tu cara, tus ojos, tu nariz y acabaré con un beso, con un beso dulce, en l a mejilla, o en la frente o donde más prefieras, porque tú eliges.

martes, 1 de mayo de 2007

Sueños

Quería ir en bicicleta a la luna pero no podía, lo veía como algo imposible.
Después de mil intentos fallidos, se dio por vencida, y se enfadó tanto que hasta llegó a romper su bicicleta, ese único método con el que podría llegar a su sueño, a la luna.
"No, no y no", se decía una y otra vez a si misma. Ya no quería subir, ya no quería alcanzar su sueño, lo veía imposible, se le cayó el mundo encima.
Más intentos fallidos, la desesperación se le apoderaba poco a poco y la paciencia se le agotaba a pasos agigantados, no sabía que más hacer, si pedir ayuda o seguir intentándolo por si sola, decidió hacer lo segundo, pero nada.
Noche, cama dormir, llorar, no hacía nada excepcional. Luna, estrellas, bici, sueños, es lo que más quería en ese momento.
Llorar, intentar, así estuvo varios días, hasta que uno de ellos se levantó llena de energía y se dijo a si misma que lo iba a conseguir, nadie se lo impediría, esa noche lo conseguiría. Dicho y hecho, esa misma noche, con la cabeza más alta que nunca, abrió la ventana, se montó en su bici y pedaleó lo más rápido y fuerte que jamás hubiera imaginado. Se empezó a elevar, era tal su alegría y emoción que lloró, no se creía que ese sueño que ansiaba desde pequeña pudiera lograrlo. Se fue a la luna y allí estuvo hasta que se aburrió. Volvió a coger la bici y pedalear pero esta vez rumbo a casa porque ya era feliz y sabía que cuando quisiera podría volver a cumplir ese sueño.

lunes, 23 de abril de 2007

Quiero

Marco los días en una pared, los días que me quedan para verte. Lo deseo, lo ansío, lo quiero. Necesito verte, tocarte, rozarte, olerte.
Quiero jugar contigo, hablar, reír. Decirte todo aquello que no me atrevo, pero que con tiempo y valentía lo haré, créeme, lo conseguiré.
Quiero ver tus ojos, notar que me miran, notar como se hacen uno con los míos. Quiero jugar con tu pelo, sé que te gusta.
Quiero intercambiar palabras contigo, que nuestros alientos se unan. También quiero dormir junto a ti, o abrazada, notar tu calor, tu respiración y el latido de tu corazón. Despertarme por la noche porque te mueves y verte a mi lado, sonreír porque sigues ahí.
De verdad, no sabes lo que te echo de menos, ni te lo imaginas, y aunque te lo dijera no te lo creerías, pero por favor créeme. Quisiera tenerte cerca, poder quedar, tomar café, pasear, fotografiar y pensar, pensar en todo esos momentos en los que me gustaría estar contigo, haciendo todo eso a lo que no tengo acceso porque eres de otra y eso poco a poco me mata por dentro, me deshace y me deshago. Así que simplemente tendré que conformarme con esas pequeñas estancias contigo, de vez en cuando.

martes, 17 de abril de 2007

Siento

Siento que las cosas han cambiado.
Siento que no todo sigue igual
Siento que nuetros comportamientos no son iguales.
Siento que nos distanciamos.
Siento si te he hecho daño.
Siento si te he molestado.
Siento si mis palabras no te han gustado.
Y siento si te quiero.

miércoles, 28 de febrero de 2007

El

El es como un ángel para mi.
Está conmigo día y noche, está conmigo y no me conoce.
Le conocí hará un año, yo estaba sola, perdida y entonces le vi. Se paró el mundo, se paró el tiempo, le miré pero el no notó mi presencia. A pesar de que todo estaba oscuro, el me lo iluminó todo, no se dio cuenta, eso es lo peor.
El no me conoce pero yo le adoro, le mimo y le toco, no lo noto, me ahogo y me siento sumisa de mi desespero cuando no le veo ni le pienso.
Cuando sueño le veo, pero tampoco me mira, y yo le observo y no me intimida.
Va de negro, va de azul e incluso a veces va de blanco. No lleva alas pero se las dibujo, el las nota porque veo su cara de dolor.
Dolor, solo dolor pero se que su alivio vendrá pronto.
Voy a conocerle, voy a despertar y voy a ir a por el, voy a buscarle.
No se donde mirar, si en los paseos al lado del mar o en las calles de la ciudad.
Me iré a las calles a mirar y buscaré hasta en la más estrecha, hasta en la mas vacía.
Buscaré también en esos paseos húmedos al lado del mar, rompiéndose las olas al paso de mi caminar. Y sé, sé que ahí le veré, sentado en un banco solitario, alumbrado por una luz tenue y anaranjada de una farola, leyendo un libro y apuntando algo en el.
Me quedaré parada mirándole, y de mi boca saldrá una pequeña sonrisa tímida que el ni apreciará. A medida que me vaya acercando a el los nervios me harán presa y cuando esté a su lado, no podré más, me sentaré a su vera y no dormiré jamás, porque no necesitaré ni imaginarle, ni soñarle ni pensarle, porque está a mi lado.

miércoles, 31 de enero de 2007

No me gusta


No me gusta hacer algo que no quiero, hacer las cosas obligadamente, no me gusta que me despierten, me pone de muy mal humor. No me gustan las playas ni las piscinas en días muy soleados que se llenan de gente y no puedes estar bien. No me gusta la hipocresía, ni la gente falsa, ni las mentiras porque no te llevan a ningún lado. No me gustan los autobuses, los topos, los trenes etc… cuando van llenos de gente porque no respetan tu espacio y siempre tiene que haber alguien que huela mal o que te da el viajecito porque no sabe hacer otra cosa a parte de el tonto o la tonta. No me gusta tener que dar explicaciones, e hecho las cosas porque e querido y no para decirle a nadie luego el por qué. No me gusta discutir porque luego acabas mal con la gente y es qué no me gusta estar mal con nadie. No me gusta el reggueton porque es de lo más machista que haya podido existir en el mundo, no me gusta el flamenco ni el gitaneo (pero si que respeto a la gente a la cual le gusta). No me gusta el racismo ni generalizar, aunque todos lo hacemos. No me gustan las injusticias, ni las guerras, ni que haya gente muriéndose de hambre a estas alturas de la vida. No me gusta que haya peces gordos que no hagan nada por nadie, que ayuden a la gente ya que tienen mas poder que nosotros. No me gusta la falta de respeto ni esa gente que solo se mete con los que puede. No me gusta… no me gusta esta vida.

Me gusta


Me gusta, reír, soñar, llorar, hablar, dormir, comer, el queso, las castañas, el pan, la luna, los faros, el ordenador, la música, mi familia, mis amigos. Me gusta despertarme cuando me da la gana y no cuando un maldito aparato hace que me despierte, porque eso solo consigue que me despierte de mala gana y esté enfadada con el mundo aunque intente disimularlo. Me gusta que me susurren al oído y notar ese cosquilleo por todo el cuerpo. Me gusta que me besen, que me abracen, que me digan te quiero. Me gustan las tormentas, la lluvia, bajar a la calle a empaparme en las gotas de agua y saltar en los charcos. Me gusta la nieve, sentirla fría, tirarme sobre ella. Me gusta la fotografía, inmortalizar esas cosas o esos momentos que quieres o que te salen sin quererlo así luego poder verlo y recordar, que también me gusta. Me gusta la playa cuando no hay gente, poder pasear a tus anchas sin molestar ni que te molesten, me gusta el sonido del mar, me gusta relajarme, me gusta la tranquilidad. Me gusta… me gusta ser yo.

A ellos


Porque a veces te juzgan por como eres, por como vistes o por como hablas.
Porque a veces se piensan que son mejores que tu y en realidad no es así, puede que te superen en cosas pero seguro que habrá algo en lo que seas mejor que ellos, no te dejes pisar por alguien tan insignificante como tu, que tan solo somos unas hormigas, o quizás unos borregos debería de decir, en este gran mundo, que por cierto cada vez lo destrozamos mas.
No te dejes pisa por ese alguien, o por esos, se ríen de ti porque eres diferente pero ríete tu de ellos porque son todos iguales, se fuerte, no te rindas no te creas inferior, créete superior y se valiente para enfrentarte a ellos.
No te veas solo, busca apoyo en los tuyos, o en las tuyas, y si no lo encuentras debes de saber que eres lo suficientemente fuerte para defenderte.
Sí, hablo de esos que juzgan por las apariencias y no dejan darse a conocer a alguien que no les gusta por como viste o por como habla, esa gente que no tiene la cabeza muy amueblada y que se creen “cool” porque llevan un polo de marca o un buen coche que se lo ha regalado papá, esos que no son capaces de sacarse por si solos las castañas del fuego y que necesitan unos guantes para hacerlo, esos que estando en grupo se creen que son lo mejor y en realidad no son nada porque cuando van solos no son capaces de mirarte a la cara ¿por qué? Pues porque no son nada más que unos cobardes.
A ellos, les dedico este texto a ver si abren un poco los ojos y son mas coherentes con la gente, que la felicidad no la dan un físico ni el materialismo.